jueves, 18 de julio de 2013

A Bittersweet Life

"A bittersweet life", dirigida por Kim Jee-woon, es una de esas películas de cine negro que mezcla magistralmente la belleza y la violencia fría, el lujo y los bajos fondos; a la que no le faltan ni detractores ni entusiastas. ¡Cómo no iba a dedicarle una entrada...!

Visualmente, creo que es  perfecta, cuidada y con mucho estilo, muy elegante. La banda sonora, que recibió un premio en el Festival de Sitges, es de un gusto exquisito, aunque, en mi opinión, lo que destaca es la fotografía y dirección, y la interpretación de Lee Byung-hun (Encontré al Diablo, Masquerade), que, además de tener carisma y una cara bonita (y, sobre todo, trajeado, si me permitís el juicio estético jajaja...), se luce.

La trama no difiere demasiado de la de cualquier película de acción/crimen al uso (venganza a cualquier precio), y sí, hay que decir, en su contra, que es muy sencilla, demasiado sencilla (a veces piensas que podría haber dado para más), pero la película tiene algo, ese algo que hace que te quedes sentadita en el sofá hasta que la última bala alcance su objetivo.

No deja indiferente. A mí me agradó bastante, y, hasta ahora, es de mis favoritas de Corea del Sur.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada