martes, 7 de febrero de 2012

Elemental - Post sobre Sherlock Holmes

 Pensando en el método científico y en el cartesiano (estamos estudiando Descartes y  compañía... Bromas sobre amapolas y otras hierbas aparte, por favor), no he podido evitar  pensar en las historias de detectives, quienes, ayudados por la deducción, pasan del crimen a los fragmentos que hacen posible su resolución y esclarecimiento. Y si hablamos de detectives y método... No me voy más por las ramas; hoy toca Holmes. 

Robert Stephens en la genial "La vida privada de Sherlock Holmes"
¿Quién no ha intentado emular al personaje de Conan Doyle? Puedo decir que, cada vez que pruebo a hacerlo, acabo sintiéndome un poco Watson (a veces, incluso Lestrade) Buena disposición, mucho intento y pocos resultados. Corrijo: resultados, sí; resultados creativos, pero no válidos.

Hablando de resultados creativos… Al final me rendí y vi la última peli de Sherlock Holmes. El truco es mentalizarte de que no es él, que es una película de entretenimiento al gusto de nuestra época, para pasar el rato. Buenas interpretaciones de Jude Law y Robert Downey Jr, y buena banda sonora por Hans Zimmer. Lo peor son las largas (larguísimas) escenas de acción y la trama, que debería ser más complicada (le falta inteligencia) Ah, por no mencionar que los protagonistas se han alejado demasiado de los personajes elaborados por Conan Doyle. Holmes ha perdido sus modales, su cordura sigue el mismo camino y ¿¡está enamorado!? 

La vida privada de Sherlock Holmes, - sí, lo pongo grande y en color, para que se vea bien - (Billy Wilder, 1970), un filme alrededor del que ha surgido un gran debate (o lo amas o lo odias; a mí me parece excelente, probablemente la mejor de todas las películas sobre Sherlock Holmes) y que fue infravalorada y maltratada por la crítica, también aborda el tema su relación con las mujeres. Elegante y detallista, con un gran guión, diálogos ingeniosos, buenas interpretaciones y mucho humor, esta película nos muestra el lado más "humano" del famoso detective, sus errores y fracasos, su adicción a la cocaína, . Destaca también la banda sonora, compuesta por Miklós Rozsá, la ambientación y la fotografía. Si no la habéis visto, buscadla y hacedlo; estoy casi segura de que no os decepcionará.
"Holmes, permítame una pregunta. No quisiera parecer indiscreto, pero, ¿ha habido mujeres en su vida?".  " La respuesta es sí... Me parece usted indiscreto"

"Me ha pintado como a un toxicómano sólo porque ocasionalmente tomo una solución de cocaína al cinco por ciento". "¡Al siete por ciento!"." Al cinco por ciento. O cree que ignoro que ha estado usted rebajándola a espaldas mías"


Indudablemente, Sherlock Holmes está de moda, más que nunca. Series, videojuegos, películas, una casa museo del 221-B de Baker Street (donde podéis encontrar cartas que le manda la gente. "Aluciné" cuando leí algunas), más y más ediciones de sus libros... No sé qué pensaría el autor si levantara la cabeza. Es muy probable que le dieran los siete males, al ver la evolución y la fuerza pandémica de su creación (o tal vez no) Hablando de contagios, ¿os acordáis de el relato  El  detective moribundo? (mi favorito)  Anda que no era listo ni ná. 

1 comentario:

  1. ¡Me encanta La vida privada de Sherlock Holmes! Cuando la vi por primera vez, hace muchos años, no me gustó nada, pero hace poco me la regaló mi chico por aquello de mi coleccionismo sherlockiano, la volví a ver y me lo pasé genial. De culto, sin duda alguna.
    Respecto al Sherlock de Robert Downey Jr., vi la primera película con algo de miedo y acabé pensando que era muy divertida. Un Sherlock peculiar, diferente e irreverente, pero sin duda encantador. Eso sí, la segunda película me pareció lenta y aburrida, a pesar de Downey Jr. y Law.
    Mi Sherlock favorito, por supuesto, Jeremy Brett. ;)

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar